Home EN ESPAÑOL Columna: Los Clippers necesitaban un movimiento general de la organización, no solo...

Columna: Los Clippers necesitaban un movimiento general de la organización, no solo de cuerpo técnico

La Boda Roja.

Para los fanáticos de “Game of Thrones”, el final de la temporada 3, donde todo el ejército del Norte y sus líderes son asesinados en la recepción de una boda, se considera la mejor serie. ¿Cuál es una de las razones? Las audiencias de televisión están acostumbradas a que los “buenos” sobrevivan a este tipo de enfrentamientos. Al menos algunos de ellos. Pero no, aquí no. Ni mujeres, ni niños, ni siquiera el perro.

La Boda Roja del episodio “Las lluvias de Castamere” se ha convertido en la abreviatura cultural de una limpieza masiva.

Los Lions de Detroit tuvieron su matrimonio en rojo el sábado cuando despidieron al entrenador Matt Patricia y al gerente general Bob Quinn. Los Ángeles fue un invitado VIP en 2017, cuando la copropietaria de los Lakers, Jeanie Buss, relevó de sus deberes a su hermano Jim Buss y al gerente general Mitch Kupchak, y los Kings eliminaron al entrenador Darryl Sutter y al gerente general Dean Lombardi. La masacre organizativa no se limitó a la alta dirección y las voces que encarnaban las viejas formas, sino que también se prolongó al equipo.

Esta temporada baja se esperaba que los Clippers organizaran su propia salida ceremonial del pasado. Después de tener una ventaja de 3-1 en la serie ante los Nuggets de Denver y no poder avanzar a las finales de la Conferencia Oeste por 50° año consecutivo, la creencia entre los exjugadores, ejecutivos y reporteros con quienes hablé era que el despido del entrenador Doc Rivers era solo el comienzo. Que todos, excepto Kawhi Leonard, estaban en el bloque comercial, incluido Paul George, el compañero de fórmula elegido por Leonard si no, según se informa, la primera opción de The Claw. O incluso su segunda.

El punto es que el colapso de los Clippers se debió a una construcción defectuosa de la plantilla. Incluso con dos de los 15 mejores jugadores de la NBA, los Clippers carecían de liderazgo vocal en la cancha y necesitaban desesperadamente un base titular. Chris Paul, Russell Westbrook y Rajon Rondo fueron presentados como posibles soluciones, pero después de un frenesí de agencia libre de una semana, Paul, Westbrook y Rondo están jugando en otra parte.

De hecho, el roster luce prácticamente como lo hizo contra los Nuggets en el Juego 7, con el cambio nada insignificante de Montrezl Harrell por Serge Ibaka como la excepción notable. No solo eso, el liderazgo ejecutivo permanece intacto.

El mensaje es muy claro: el propietario Steve Ballmer cree que el final abrupto e ignominioso recae directamente sobre Doc.

Teniendo en cuenta la popularidad y el historial de Rivers, la decisión de Ballmer, tal como un francotirador de la Boda Roja, resultó impactante. Rivers ciertamente hizo algunos movimientos cuestionables, el más atroz, su lealtad a Harrell en la serie de Denver a pesar de lo horribles que fueron los Clippers a la defensiva y ofensiva con Trez en la cancha, pero esos no fueron los intentos de tres puntos de Rivers que golpearon nada más el costado del tablero. Según Second Spectrum Tracking, “Playoff P” y la pandilla obtuvieron tiros de mayor calidad en los Juegos 5-7 que en los Juegos 1-4, cuando Los Ángeles estuvieron tres juegos a uno. La ofensiva de Rivers les dio buena presencia; los jugadores no los echaron a perder.

Ballmer comprende la analítica tan bien como cualquiera, ya que ha hecho su fortuna analizando datos. No se deshizo de Rivers por razones empíricas, sino por algo sistémico y menos cuantificable que quedó al descubierto por el colapso contra Denver.

A Ballmer no le gustaba la cultura. Una que no les enseñó a los jugadores a manejar la presión. Una que los convirtió en un remate de la pandemia nacional. Una que hizo posible tal colapso. Cuando compró los Clippers en 2014, sabiamente se sentó, observó y practicó la paciencia incluso frente a una crisis inicial.

Deshaciéndose de Rivers y no haciendo explotar al equipo, por ahora, nos dice que cree que la lista no tiene defectos incorregibles, por mucho que otros puedan protestar. Supongo que antes de la fecha límite de cambios averiguaremos si tiene razón. Los Rockets de Houston están celebrando sus propias nupcias sangrientas, por lo que si Westbrook aún termina como Clipper, tal vez sea una señal de que la apuesta de Ballmer no dio sus frutos.

Recientemente volví a ver el episodio de la serie de Netflix “The Playbook: A Coach’s Rules For Life” que presenta a Rivers.

Estuve particularmente atento a cómo Rivers, como otro exitoso entrenador de baloncesto de Los Ángeles, Phil Jackson, podía adoptar principios abstractos, en este caso el ideal zulú de “Ubuntu”, o la creencia de que una persona es solo una persona a través de su conexión con los demás, e imponerlo a un equipo de campeonato cargado de estrellas, los Celtics 2008. Si aún no ha visto la serie documental sobre deportes, debe hacer tiempo para ello. Es una mirada íntima y fascinante a algunas de las mentes de coaching más exitosas del planeta. ¿Qué les inspira? ¿Cómo motivar a los demás? ¿Por qué ganan?

Por supuesto, Rivers está ahora en Filadelfia porque no ganó. Al menos no lo suficiente para Ballmer, que está apostando mucho por sí mismo y por las lecciones que ha aprendido. Sabemos que Doc va a estar bien con los 76ers porque dos décadas ganadoras te dicen que estará bien. Los Clippers necesitaban hacer un movimiento general de la organización, no solo del entrenador.

Ballmer evitó una Boda Roja, pero no hay garantía de que las consecuencias de un simple divorcio sean menos complicadas.

For the original story, please click here.

window.fbAsyncInit = function() { FB.init({

appId : '125832154430708',

xfbml : true, version : 'v2.9' }); };

(function(d, s, id){ var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) {return;} js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));



Source by [author_name]

Must Read

Translate »