Home EN ESPAÑOL Cuando Asturias fue independiente o la memoria en fuga de la Guerra...

Cuando Asturias fue independiente o la memoria en fuga de la Guerra Civil


El director Ramn Llus Bande presenta en la Cineteca tras su paso por el Festival de Gijn ‘Vaca mugiendo entre ruinas’, un ejercicio de cine contra el olvido gracias al legado del fotgrafo Constantino Surez


Imagen del legado del fotgrafo Constantino Surez utilizada en ‘Vaca mugiendo entre ruinas’.
CONSTANTINO SUREZ

Hace poco ms de 80 aos, en plena Guerra Civil, Asturias fue independiente. O parte de ella al menos. El 24 de agosto, el Consejo Interprovincial de Asturias y Len, la autoridad regional en la que estaban representados los partidos y los sindicatos de izquierda, decide tomar el poder y proclamar solemnemente lo que, tras la cada de Bilbao y Santander y con el Gobierno de la Repblica desplazado en Valencia y concentrado en la defensa de Madrid, es ya un hecho. Estn solos. Fue un movimiento tan desesperado como incomprendido. Locura extravagante para unos y ltima evidencia de la resistencia frente al fascismo para otros. ‘Vaca mugiendo entre ruinas’, de Ramn Llus Bande, recupera ese tiempo extrao, convulso, controvertido, feroz y, lo peor de todo, olvidado. El resultado es un retrato fulgurante que es a la vez niebla y herida. “Ms all de juicios, lo que llama la atencin y lo que me empuj a acercarme a ese periodo de la historia fue la sensacin de prdida, el inexplicable borrado de un acontecimiento como ste de la memoria democrtica”, razona el director que acaba de presentar la pelcula en el Festival de Gijn y que el domingo har otro tanto en la Cineteca de Madrid.

La pelcula avanza por la pantalla de la mano de una calculada quietud entre la ensoacin y el fragor de una guerra interminable. Buena parte del legado de 9.000 negativos dejados por el fotgrafo Constantino Surez sirve de soporte a una narracin en la que se mezclan los discursos polticos, los telegramas de urgencia, los textos del diario ‘Avance’, las declaraciones oficiales y la detallada descripcin de un precipicio llamado Consejo Soberano que dur exactamente 54 das. Cada fotografa surge como una grieta en el velo del tiempo, llamsmolo as, por la que la verdad ms dura e incontestable responde a la fabulacin. En efecto, la ficcin es convocada en un relato que en su propia desesperacin se dira inventado, casi mitolgico. Pero todo, con cada uno de sus herosmos y atrocidades, ocurri. Y eso es lo que cuenta: la necesidad del recuerdo.

Y en el centro, la figura siempre controvertida de Belarmino Toms. “Es sin duda el poltico ms importante de Asturias del siglo XX”, comenta el director sin ocultar un entusiasmo perfectamente consciente. Y, por ello, polmico. El lder del ‘Gobiernn’ o de la ‘Repblica de Asturias’, de las dos maneras -segn bandos- se llam entre la admiracin y el desprecio a esta independencia a la fuerza, fue uno de los lderes de la Revolucin de Asturias y por ello condenado a muerte, pena posteriormente conmutada. Antes estuvo al frente de la primera mina socializada de Asturias y despus, mucho despus, exiliado en Mxico donde muri en 1950. “Se entiende mal, las toneladas de olvidos que cayeron sobre l”, sentencia Bande.

La pelcula vive toda ella en la fiebre de unas fotos sobre la que discurren la narracin de los hechos. Son instantneas en su sentido radical. Por cada una de ellas, el instante emerge perfecto. Con cada una de sus imperfecciones incluso. “Hemos utilizado muchos de los descartes incluso del fotgrafo”, comenta el director, “para subrayar la sensacin de proceso, de construccin”. De vida, cabra aadir. Al lado de las imgenes de aire colosal que quieren ser testimonios nicos surgen en toda su claridad, precisin y hasta belleza los detalles de una cotidianidad de sufrimiento, lucha, esperanza y, otra vez, olvido. Y es ah, en el da a da, en el momento a momento, en cada instante, donde ‘Vaca mugiendo entre ruinas’ se hace grande. Y todo ello gracias a la memoria indeleble del trabajo de un fotgrafo al que, acabada la guerra, se le quit el carn y hasta la autora de su obra. “El cine tambin puede tener un carcter de acto de reparacin”, aade Bande. Y as es. Cada foto duele.

Walter Benjamin escribi en ‘Tesis sobre la filosofa de la historia‘ que lo que nos impulsa a rebelarnos contra la injusticia nunca ha sido el sueo de liberar a nuestros nietos de todos nuestros errores, sino el recuerdo de la esclavitud de nuestros mayores. “Desde el paraso”, escriba el pensador alemn mil veces citado, “sopla un huracn que se enreda en las alas, y que es tan fuerte que el ngel ya no puede cerrarlas. Este huracn le empuja irresistiblemente hacia el futuro al que l ha vuelto la espalda, mientras la montaa de escombros frente a l crece hacia el cielo”. Y, en efecto, algo de este cicln del pasado posee esta pelcula empeada en un recuerdo demasiado comn, por compartido, que se empea en huir.

“En toda construccin de la historia hay una intencin. Mi padre era del sector naval de aqu en Gijn y vivi una brutal reconversin que se corri a olvidar. Convendra evitar repetir errores. Saban que Asturias estaba perdida pero era una lucha que haba que dar”, sentencia el director.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source by [author_name]

Must Read

Translate »